Las falacias que rigen tu vida.
instructor-alfredo
Fredo Freesoul

Aunque no todas las creencias son propias ni válidas, todas rigen la coducta de quien las posee. Mientras que las creencias propias rigen armoniosamente la vida de una persona, debido a que son la sumatoria de deseos, sensaciones, pensamientos y plenitud del Ser, las creencias impropias conflictuan a la persona porque no son el resultado de la interacción viva del cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo espiritual. Nos sorprenderíamos de cuantas creencias ajenas rigen nuestras vidas; darnos cuenta de éstas nos ayudaría a comprender por qué saboteamos esto o aquello, o por qué no terminamos eso o lo otro, y hasta por qué estamos donde no nos gusta estar y con quien no deseamos estar.

Ilustraré lo que digo compartiendo una simple historia de vida:»Creyendo que las verduras crudas son indispensables para una buena salud, acompañaba mis comidas con ensaladas crudas. Al paso de los años me fui dando cuenta de que la ensalada era lo último que me comía, que no las disfrutaba y en muchas ocasiones, lo que no me comía. Sucedía algo parecido en mi refrigerador, las verduras terminaban descomponiéndose. Hasta que un día, confronté a mis creencias vegetarianas con mi cuerpo físico. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que a mi cuerpo no le gustan los vegetales crudos y que mi conducta vegetariana era regida por creencias ajenas, que forzaba a mi cuerpo a comer lo que no le gusta, razón por la cual éste siempre saboteaba a los vegetales crudos.

Continuando con la confrontación, llegué a una tregua: mi cuerpo mental y mi cuerpo físico estuvieron de acuerdo en que los vegetales son sanos y necesarios, pero que comerlos debe ser una experiencia placentera, y que comerlos crudos no lo es. De tal modo, ahora como los vegetales al vapor.

Aquella creencia sigue perturbando mi existencia y prometí abrirme a beber extracto de vegetales crudos. A una semana de hacerlo, son evidentes los beneficios, pero mi cuerpo empieza a rechazarlos, no le gustan y mi cuerpo emocional ya siente rechazo y empieza a desear vomitarlos. No sé aún qué haré al respecto con la creencia sobre comer vegetales crudos, solo me queda claro que no es sano forzar a mi cuerpo a hacer algo que no desea ni disfruta».

Así que es real, las creencias rigen la conducta pero, si tu cuerpo, tu mente, tu espíritu y tu corazón no están de acuerdo, entonces son creencias falaces y vives tu vida en contra de ti mismo.

Creditos: Psicoterapia Gestalt Fredo Freesoul

No puedes copiar este contenido/p>

Recibe completamente GRATIS un E-book de desarrollo personal

Recibe completamente GRATIS un E-book de desarrollo personal

Al subscribirte a nuestra newsletter le estas diciendo que si a las novedades que tenemos para ti en nuestras redes, blog, cursos, eventos, actualizaciones, productos y mucho más que tenemos para ti. Al subscribirte estas aceptando implisitamente nuestro aviso de privacidad el cual ponemos a tu disposicion en el siguiente enlace:

Aviso de privacidad.

¡Te haz subscrito a nuestra newsletter!

Share This
Resuelve con psicoterapia tu ansiedad o depresión